Cristo es el camino y la puerta. Cristo es la escalera y el vehículo. Es el propiciatorio colocado sobre el arca de Dios. Es "el misterio escondido desde siglos" (San Buenaventura)

25.9.14

Nuestra Sra. del Rosario de San Nicolás


“María, mi Madre, Protectora y Refugio, Tu Inmaculado Corazón es nuestro puerto seguro en cualquier tormenta.  Manifiesta ahora el poder que Dios te ha dado en respuesta a esta súplica: María, Protectora de la Fe y Refugio del Amor Santo.  Amén.”
San Bernardo de Claraval
 
“Con el Rosario se puede alcanzar todo. Según una graciosa comparación, es una larga cadena que une el cielo y la tierra, uno de cuyos extremos está en nuestras manos y el otro en las de la Santísima Virgen. Mientras el Rosario sea rezado, Dios no puede abandonar al mundo, pues esta oración es muy poderosa sobre su Corazón”.
Santa Teresita del Niño Jesús

"En el Rosario he hallado los atractivos más dulces, más suaves, más eficaces y más poderosos para unirme con Dios".
Santa Teresa de Jesús

"María es nuestra Madre, la causa de nuestra alegría. Por ser Madre, yo jamás he tenido dificultad alguna en hablar con María y en sentirme muy cercana a Ella".
Santa Teresa de Calcuta

"La protección de María es más grande y poderosa de lo que podemos nosotros entender". 
San Germán

"Dios no concede gracia alguna a los mortales sin hacerla pasar por las manos de María". 
San Bernardo